miércoles, 21 de diciembre de 2011

Con todo respeto, estimado Presidente


Los que conformamos este blog sevillista, no somos, ni jueces, ni abogados, ni fiscales. Sólo nuestra condición de sevillista es la que prevalece en nuestras opiniones aquí expuestas. No enarbolamos más banderas que la de nuestro glorioso club, ni más colores que los de nuestro escudo: el blanco y el rojo.

En razón a esta máxima, lamentamos profundamente la situación jurídica que por asuntos ajenos a nuestro club, atraviesa usted, admirado Presidente, y al que deseamos fervientemente, que su anunciado recurso ante las instancias judiciales superiores, le sea favorable.

Dicho esto, y desde nuestra condición de sevillistas de base, y sin vinculación a ningún grupo accionarial mayoritario, y sin más ánimo ni interés que no sea el deseo siempre, de buscar lo mejor para nuestro querido Sevilla Fútbol Club, creemos conveniente y necesario solicitarle, a modo de reflexión, que una vez producida y publicada la severa sentencia condenatoria y mientras su situación judicial se resuelve definitivamente, debería dejar la Presidencia del Club. Y lo hacemos en la única tribuna de la que disponemos: nuestro blog sevillista.

Estamos convencidos de que no es bueno para la entidad tener a nuestra máxima representación institucional lastrado y mediatizado por una seria amenaza de privación de su libertad e inhabilitación absoluta. Como es lógico y natural, todos sus esfuerzos, estimado Presidente,  deben encaminarse ahora en defender su presunción de inocencia hasta que la sentencia no sea firma ante los tribunales de justicia, velar por la integridad de su familia y su patrimonio, y luchar denodadamente por restablecer su honor e integridad profesional, seriamente cuestionada por la sentencia hecha pública el pasado lunes, día 19 de Diciembre.

Cuando la perspectiva a corto y medio plazo es esa, humanamente es imposible desarrollar adecuadamente cualquier otra actividad que no sea la de luchar, día y noche por conseguir la revocación de esa sentencia. Y como consecuencia, creemos que para usted, para su familia y para el futuro de su vida, su dimisión, de la presidencia del Sevilla Fútbol Club, es necesaria y conveniente.

Sabe usted mejor que nadie, que no se puede dirigir ninguna empresa, y mucho menos un club de fútbol como el nuestro, a medio gas, ni delegando sus responsabilidades al frente de la entidad, ni estar permanentemente decidiendo donde estar presente y donde no, y mucho menos apareciendo y desapareciendo de la primera fila en función del desarrollo del proceso judicial. La sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial de Málaga, aún en primera instancia, tiene todavía, afortunadamente para usted, recorrido ante los tribunales, pero sin duda alguna, y en el plano estrictamente deportivo, su permanencia en la Presidencia del Sevilla Fútbol Club, puede servir para que algunos, amparados en el lógico deterioro personal que una condena de este tipo representa para cualquier ciudadano, lo aproveche para hacer daño al club que usted y nosotros amamos como nadie. Y eso sí puede ser irreversible.

Su impronta durante su mandato en la dirección de nuestro club, viene siendo extraordinaria y brillantísima. Su valiosísima gestión y su capacidad para sacar a la entidad de la precariedad económica de las últimas décadas; su visión para situar a nuestro glorioso club entre los grandes de España y de Europa, han sido determinantes en su trayectoria como Presidente del Sevilla Futbol Club. Una gestión brillante en lo económico, eficaz y modélica en lo institucional y exitosa en lo deportivo como en ninguna otra época de nuestra gloriosa historia y que ha servido para que el sevillista recuperara su orgullo de serlo tras años de calamitosas gestionas y fracasos deportivos. Todo eso no puede irse por la borda, y por muy dolorosa que sea la decisión, el mejor presidente de la historia centenaria del Sevilla Fútbol Club, no puede permitirse el lujo de seguir al frente de la entidad, sin ignorar el daño que ello puede acarrearle a nuestro club.  

Desde el máximo respeto a quien todavía es nuestro presidente, y con la convicción de que usted siempre ha actuado al frente de la entidad poniendo por delante lo que en cada momento de su mandato le interesaba al club, le pedimos, desde nuestra modesta reflexión como sevillistas, que su último servicio al club de sus amores, sea presentar la dimisión. Será un acto que le honre y que el sevillismo reconocerá como se merece. 

Una de sus mayores virtudes como presidente, Sr Del Nido, ha sido contribuir como nadie a formar un Consejo de Administración con vocación de equipo y formado por sevillistas serios, rigurosos, plenamente capacitados y muy profesionales. Ese equipo que usted ha construido, ha puesto sólidos pilares para que el futuro deportivo, social e institucional de nuestro querido club, sea si cabe, aun más halagüeño. Debe estar tranquilo el sevillismo si usted, mejor que nadie, pasa la página antes de que las circunstancias le obliguen a ello.

Si a pesar de todo lo dicho, querido y estimado Presidente, sigue considerando lo contrario de lo que aquí manifestamos, sepa usted que sea cual sea el devenir de los acontecimientos, siempre contará con el agradecimiento, el reconocimiento, el respeto  y el apoyo de la afición del Sevilla Fútbol Club, de la que “De Granito” forma parte desde hace más de cuarenta años.

Suerte Presidente

domingo, 18 de diciembre de 2011

A esto no hay derecho


La humillación sufrida hoy en nuestro estadio, es demasiado grande como para poner paños calientes. Dejémonos de milongas sobre la suerte, los árbitros o cualquier otro tópico que sólo utilizan los mediocres cuando quieren justificar lo injustificable. Era difícil repetir el espectáculo del año pasado y lo hemos conseguido. A esto no hay derecho

La liga ya no es competitiva, y será así mientras Madrid y Barcelona se lleven todo el botín en juego, pero esa verdad no puede camuflar un desastroso planteamiento de nuestro entrenador, ni tampoco esa actitud de brazos caídos en la que se han refugiado hoy muchos de nuestros futbolistas. A esto no hay derecho

El Real Madrid es un equipo difícil de meterle mano. A sus muchas virtudes y pocos defectos, hay que sumarle la impronta que le ha dado Mourinho, ese polémico personaje, pero magnifico entrenador que ha sabido inculcar entre sus futbolistas algo tan elemental en cualquier grupo humano como que la colectividad, prima por encima de la individualidad. Con Mourinho, el que no corre no juega, se llame Kaká, Benzema u Ozil. Y en eso el Madrid también nos han ganado hoy por goleada. A esto no hay derecho.

Es difícil cuando te meten seis goles en tu casa, encontrar algún argumento que de alguna forma te haga más llevadero ese escandaloso marcador. Pero difícilmente tenemos los sevillistas esta noche algo a lo que agarrarnos. Sólo la actitud de Navas y Kanouté se salvan de esa indolencia con la que nuestros futbolistas han deambulado durante todo el partido por el césped de nuestra bombonera. A esto no hay derecho.

El equipo está a años luz del que hasta hace poco asombraba a toda Europa. La plantilla de futbolistas ha ido poco a poco vulgarizándose y descendiendo a mil por hora en calidad. Pero eso, que puede entenderlo la afición, debe estar compensado por la actitud de los futbolistas. Cuando la calidad del adversario es infinitamente superior, toca poner encima de la mesa la casta y el coraje que la supla. Y esta noche eso no ha pasado. Y a esto no hay derecho.
A plantillas mediocres, la suelen entrenar entrenadores mediocres, y en las últimas temporadas han pasado por nuestro banquillo algunos de ellos, incluido el que ahora ocupa el lugar que antes tenían Manzano, Álvarez, o Jiménez. Marcelino tiene los genes de un entrenador medroso, miedoso, y poco hábil a la hora de gestionar una plantilla, que si bien no está dimensionada para ganar la liga, si debe ser suficiente para no dar el bochornoso espectáculo de esta noche en nuestro estadio. A esto no hay derecho

Después de 15 jornadas de liga disputadas con más pena que gloria, con partidos infames y derrotas lastimosas, más la eliminación prematura en la UEFA League y el “papelito” del otro día en Lepe, lo más suave que se puede decir de nuestro entrenador, es que el equipo sigue sin encontrar su seña de identidad. Mourinho lo dijo el otro día en la previa del partido: “no sé cómo va a jugar el Sevilla”…nosotros tampoco. Y a esto no hay derecho.

Para ganarle al Madrid, tiene que estar en la hierba tus mejores futbolistas, entre ellos Kanouté. Cuando salió el de Mali íbamos ya 0-3. Y a esto no hay derecho
Cuando sale Campaña, lo primero que hace nuestro canterano, es darle a Navas el pase del primer gol. Hasta entonces, y con el partido 0-4, estaba sentado en el banquillo. A esto no hay derecho
El Madrid nos hace el cuarto gol con un futbolista menos en el campo. Quizás si el entrenador hubiese decido jugar con tres defensas después de la expulsión de Pepe, la afición lo hubiese entendido. Pero mantener durante todo el partido la línea de cuatro atrás para que el rival termine metiéndote seis, es de entrenador ramplón. Y a esto no hay derecho.

Contra el equipo más veloz del Planeta, pusimos la pareja de centrales más lenta: Fazio y Spahic; contra la pareja de centrales más en forma del campeonato: Pepe y Sergio Ramos, pusimos al indolente Negredo en solitario. Y Ronaldo y Di María pasando por encima de nuestros centrocampistas. A esto no hay derecho.

Marcelino tuvo cuando llegó muchísimo crédito. Generó ilusión y transmitía empatía entre la afición. Pocos como él tuvieron la suerte de ganarse a la afición prácticamente sin hacer nada. Sólo su presencia y su discurso, valiente y atrevido sobre el papel, fue suficiente para hacernos creer a todos, que habíamos dado en el clavo con su contratación. Sólo seis meses después esas sensaciones se han ido difuminando a medida que el equipo no responde a lo que de él se esperaba. Hoy Marcelino es un entrenador cuestionado seriamente por la mayoría de la afición, y siendo eso relevante, todavía lo es más el hecho de que da la sensación de que la plantilla no cree en sus métodos. Y si a eso le sumamos el aparente deterioro físico de la plantilla, la conclusión es clara: A esto no hay derecho.

La afición empieza a recelar de las decisiones deportivas tomadas por el Consejo de administración y la dirección deportiva. Las miradas y las protestas irán destinadas más allá del banquillo, si este espectáculo se repite. Porque dos veces seguidas no puede meterte seis goles el Madrid. Y menos el día del homenaje al comandante Drago. A esto no hay derecho.

viernes, 16 de diciembre de 2011

A por ellos…..




















Allí donde habitan los vikingos,
cueva de Alí Babá,
cada domingo,
pongamos que hablo del Madrid.

Cuando salen de Chamartín,
pisotean el país,
Pepe dando leña, por detrás de Higuaín,
pongamos que hablo del Madrid.

Los niños ya no quieren ser vulgares,
y a los niñas les da por perseguir,
a Cristiano y sus cofrades,
pongamos que hablo del Madrid.

Los árbitros no engañan,
la mano negra les acompaña,
¿eso es una patraña?,
pongamos que hablo del Madrid.

El Pizjuan es una torcida cabreada,
el balón, un palmo tras la raya,
en la banda hay un canalla,
pongamos que hablo del Madrid.

Si viene el elefante blanco,
que me busque en Gol Sur ,
en ese asiento donde yo crecí,
pongamos que hablo del Madrid.

Uno a cero en el descanso,
Mou casi llorando,
no está Iturralde para seguir robando,
pongamos que hablo del Madrid.

En Nervión se apagan los focos,
todavía resuena el tambor de Juan el “faquir”,
mi equipo pudo con todos,
pongamos que hablo del Madrid.

Duerme la bombonera,
centenaria cuna carmesí,
que arrullo con mi bandera,
pongamos que ganamos, Sí o Sí.


miércoles, 23 de noviembre de 2011

Marcelo Campanal, “El capitán maravillas”, nuestro nuevo dorsal de leyenda.

De generación en generación, el sevillismo ha ido pasando de boca en boca el nombre de aquellos futbolistas que hicieron grande a nuestro querido y amado club. No hay sevillista que no conozca aquella delantera legendaria de los “stukas” - López, Pepillo, Campanal, Raimundo - con el añadido de Torróntegui en ocasiones y Berrocal. Ni tampoco nadie borra de su memoria lo que nuestros mayores nos cuentan del “ángel volador”, el gran cancerbero Guillermo Eizaguirre que en tiempos del legendario Ricardo Zamora, fue capaz de disputarle la titularidad en la selección española de su época. Y lo mismo pasa con Marcelo Campanal, ese gijonés que vino por el río desde su Asturias natal para quedarse para siempre en el equipo más grande del Sur de Europa, el Sevilla Fútbol Club y que nuestros padres y abuelos lo inmortalizaron con el sobrenombre de “El Capitán Maravillas”.

En estos días, y demostrando el Consejo de administración de nuestro club, una vez más por si no estaba claro, que no nos olvidamos ni de lo que fuimos, ni tampoco de dónde venimos, a Marcelo Campanal se le ha hecho entrega, con toda justicia, de uno de nuestros “dorsales de leyenda” con el número que llevaba siempre cosido en su corazón sevillista, el 5. Decir Campanal en sevillista, es ponerse automáticamente de pie. Una saga y una familia, unida eternamente al Sevilla Fútbol Club, y que dan lustre y esplendor a nuestra centenaria historia futbolística. Primero con su tío, Campanal “el gordo”, mítico componente de la delantera stuka, y años más tarde con Marcelo Campanal, un deportista de ensueño, un atleta extraordinario y un futbolista memorable.

Llegó con 16 años en 1950 y disputó con nuestra gloriosa casaca blanca otras tantas temporadas, para dibujar hasta 1966 una trayectoria deportiva y futbolística al alcance de muy pocos. Fue 11 veces internacional absoluto cuando la selección española jugaba de higos a brevas, y fue nominado por la propia FEF recientemente, como miembro de la selección ideal de España de todos los tiempos; debutó en Primera División con tan solo 19 años, hoy una cosa habitual, pero en los años cincuenta, una cosa excepcional y con más de 400 partidos oficiales, solo fue expulsado en dos ocasiones y solo cometió dos penaltis en su vida.

Haría falta mucho espacio para hablar de Marcelo Vaquero González del Río, Campanal, nuestro “Capitán Maravillas”, pero basta con citar aquí las palabras textuales del Presidente del Sevilla Futbol Club, en el acto donde glosaba su trayectoria cuando recibió, con toda justicia, nuestro nuevo “dorsal de leyenda”: "Llegó cuando tenía 16 años" al Sevilla, y con él se inicia una saga en Nervión que se prolongará hasta 1966, con más de 37 años de historia. Fue dos veces subcampeón de Liga, dos veces subcampeón de Copa, capitán de la selección española con sólo 23 años y el símbolo del coraje y esa tan característica furia con la que se definía al fútbol nacional. El Huracán de Avilés, mejor deportista español en 1954 y segundo mejor en 1955, el Héroe de Estambul, la peor pesadilla de héroes y grandes como Kubala o Di Stefano, el futbolista atleta que desafiaba todos los récords de atletismo de España en todas sus exhibiciones".

Ahora ese hombre, hecho futbolista en el Sevilla Fútbol Club, ha recibido el máximo reconocimiento de nuestro club al que puede aspirar un futbolista cuando se pone nuestro escudo en el pecho, y ocupa para siempre un sitio de honor en la historia viva del sevillismo militante. Campanal, nuestro “Capitán Maravillas”, fue protagonista directo en mis sueños infantiles cuando escuchaba narrar a mi padre, una y mil veces, como Gento, la “galerna del cantábrico”, Kubala, el húngaro que maravillaba a la España futbolística o Di Stefano, “la saeta rubia”, eran frenados en seco cuando se enfrentaban a él. Esa leyenda vestido de corto que cada tarde de domingo con el número 5 a su espalda, se forjó en Nervión junto al moho de los vetustos muñones de hierro que sostenían las costuras de las inacabadas gradas de Nervión, es para el sevillismo, mucho más que un mito; forma parte de nuestra historia, de nuestra memoria y también de nuestra familia.

Mi padre fue uno de esos sevillistas afortunados que tuvo la suerte de verlo jugar cada domingo, y conservo una fotografía de principios de los años sesenta, - la subiré al blog si la encuentro - tomada en una de las concentraciones habituales del Sevilla Fútbol Club en los pinares de Oromana en Alcalá de Guadaira, donde posa orgulloso de su sevillismo con Marcelo Campanal, El Capitán Maravillas

sábado, 22 de octubre de 2011

Javi Varas, el antidoto contra el ladrón del pito negro

No por esperado, el atraco a mano armada perpetrado hoy en la guarida de uno de los dos ladrones de la liga, es menos indignante. Ese pistolero del Oeste que lleva un pito en vez de una pistola, se la tiene jurada a nuestro equipo. Y no lo disimula. Cada vez que puede, nos mete la mano en la cartera sin ningún tipo de pudor.

Hoy, ante toda España, y con la TV por testigo, se ha inventado un penalti muy dudoso en el descuento (dio cuatro exagerados minutos, que luego se convirtieron casi en ocho); nos machacó a tarjetas en el segundo tiempo, a pesar de que nuestra primera falta fuese en el minuto 42 de la primera parte; nos sacó nueva tarjetas amarillas cuando hemos hecho soló 7 faltas; dejó con nueve en los momentos claves del partido y sobre todo dejó el tufo de que el FC Barcelona tenía que ganar el partido como fuese.

Iturralde no se ha salido hoy con la suya. Javi Varas (y el equipo entero) no se lo ha permitido. El cuatrero del pito negro sale con el rabo entre las piernas y con el pito incrustado en el trasero.

Grande Sevilla y Grande Javi Varas, extraordinario durante todo el partido y memorable en el penalti que le para a Messi. Sólo siete partidos de liga ha necesitado Marcelino para parar la hemorragia defensiva que era nuestro equipo. Y hoy, en el Nou Camp, donde casi todos salen con una manita, hemos superado la prueba del algodón. Este equipo defiende espectacularmente y seguimos con la media inglesa, que seguro, nos lleva al objetivo.

Disfrutad sevillistas, disfrutad. Que afortunadamente Iturralde no nos volverá a pitar en toda la primera vuelta. Ya se encargará Del Nido, como lo hizo en la final de Copa frente al Getafe, de que así sea.

viernes, 21 de octubre de 2011

Visitamos el Nou Camp, la guarida de uno de los dos ladrones de la liga

En medio de una espectacular repercusión mediática acerca de esa preciosa frase que lucirán nuestros futbolistas en la camiseta (sombrerazo, una vez más, para el departamento de marketing que dirige Manuel Vizcaíno), visitamos mañana sábado uno de los templos futbolísticos de España y de gratísimo recuerdo para la memoria colectiva del sevillismo. No en vano allí conquistamos nuestro último título de Campeón de España en un partido inolvidable para todo el sevillismo y especialmente para todos los que estábamos en la grada.

Mañana las circunstancias serán otras. Nos espera un rival de enjundia, un equipo de ensueño y unos futbolistas de leyenda que pasarán a la historia del futbol mundial como el mejor equipo de fútbol de todos los tiempos. Pero la previa ha quedado marcada por la respuesta, - acertadísima en mi opinión – del Sevilla Fútbol Club, a las continuas ofensas políticas de la derecha catalana representada en este caso, por Artur Más y Durán i Lleída.

Quienes se rasgan las vestiduras, en Cataluña y también fuera de Cataluña, porque consideran que no es el césped de un campo de futbol donde debe dirimirse esa controversia, ignoran que fue el FC Barcelona, uno de los primeros equipos en lucir su insignia autonómica “la senyera” en su casaca, llevando al futbol su identidad catalanista. O que fue Laporta el que abusó de su cargo cuando utilizó la tribuna mediática que le ofrecía el Palco del Camp Nou, para hacer campaña política por su apuesta independentista. O que los futbolistas vascos se negaron a jugar un partido con la selección de Euskadi si no era bajo la denominación “Euskal Herría”.

El Sevilla Fútbol club, repito, en una acertadísima decisión del departamento de marketing, solo hace plasmar en su gloriosa casaca blanca, aquello que venimos pregonando machaconamente desde que Del Nido es Presidente: Sevillanos en Andalucía, Andaluces en España, y Españoles en el mundo. Unas declaraciones irrespetuosas y humillantes contra nuestra tierra y nuestras gentes, se merecían tamaña y contundente respuesta. Respuesta por otro lado nada oportunista. No será ni la primera ni la última vez que el Sevilla Fútbol Club luce en su camiseta la defensa de Andalucía. Lo hizo cuando la crisis del pepino en el poniente almeriense, o en las dos finales de Copa recientes frente a Getafe y Atlético de Madrid, respectivamente.

Y ahora hablemos de futbol, porque mañana si hay de verdad un duelo en la cumbre de la Liga entre dos de los equipos más en forma del campeonato. El intratable FC Barcelona, ratero en los despachos, pero excelente equipo en la yerba, y nuestro Sevilla Fútbol Club, grande fuera y dentro del césped.

Si es cierto que a largo plazo, merengues y culés son inalcanzables, a un solo partido la cosa cambia. El Sevilla, si el equipo se lo cree y Mesi y compañía no tienen su día, puede ganarle a cualquiera, por muy grande que sea el rival. Aunque, por si fuera poca la dificultad, además del ladrón de guante blanco que nos espera, estará en el césped, un ladrón de guante negro que responde al nombre de Iturralde González. Demasiados obstáculos en el camino para arañar algunos de los puntos en juego, pero hay que recordar que si alguien sabe ganarle en su guarida al equipo de Pep Guardiola, es, como diría mi admirado Jesús Alvarado, el Equipo Grande de Andalucía, el Sevilla Fútbol Club.

domingo, 25 de septiembre de 2011

De mamazo

Como diría ese gran sevillista que es Joaquín Caparros, el partido de hoy de nuestro Sevilla, ha sido de mamazo.

De mamazo la actitud de los jugadores durante todo el partido. Con once contra once, con 10 futbolistas en el campo y con dos jugadores menos, siempre hemos dado la cara.

De mamazo la capacidad de sufrimiento de unos futbolistas, que en todo momento se han dejado la piel en el campo y que siempre han creído en sus posibilidades

De mamazo, otra vez y siempre, esa leyenda del futbol que se llama Frederick Kanouté, el mejor futbolista que han visto mis ojos vestidos con la gloriosa camiseta del Sevilla FC.

De mamazo el entrenador, que además de ayudar al equipo con los cambios, ha sabido leer desde el banquillo aquello que era lo que más convenía en cada momento. Magistral la decisión, cuando pintaban bastos, de colocar a Cáceres en el eje de la defensa y Coke en el lateral derecho.

De mamazo Fernando Navarro, ese lateral izquierdo que cada vez pide a gritos volver a ser convocado por la selección española; de mamazo Medel y Navas, remando siempre a favor del equipo y derrochando generosidad en el esfuerzo; de mamazo Javi Varas, un cancerbero que va camino de convertirse en uno de los grandes guardametas de nuestro equipo.

De mamazo – me pongo de pie – para esa gran afición sevillista, que ha sabido llevar en volandas siempre a nuestro equipo y que ha sido parte activa y protagonista principal en esta trabajada y sufrida victoria contra el Valencia.

De mamazo la comunión del equipo y la afición, con toda la grada en su sitio, sin moverse, hasta que el equipo no saludó desde el centro del campo tras la finalización del partido.

De mamazo los tres partidos consecutivos dejando la portería a cero, algo que los sevillistas exigíamos y anhelábamos cuando se trajo a este cuerpo técnico.

De mamazo el seguir invicto en la competición liguera tras un inicio de liga duro, complicado y exigente. Hemos dejado atrás a Villareal, Málaga y Valencia y estamos en todo lo alto.

De mamazo la trayectoria del equipo, que gana en casa todo lo que juega, y no pierde en sus desplazamientos.

De mamazo, en definitiva, el partido de esta tarde en el Ramón Sánchez Pizjuán, porque los que hemos estado en la grada, hemos vuelto a sentir las mismas vibraciones y sensaciones que nos hicieron grandes en España y en Europa, muy recientemente.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Él Gráfico de la Vergüenza

Copio y pego del Blog de Jesús Alvarado este gráfico, que vale por mil palabras sobre el monumental atraco que supone el reparto de la tarta televisiva en la Liga española; aunque estas sean del Presidente de la Real Federación Española de Fúlbol, Ángel María Villar.







Villar: "Hay que replantearse el modelo del fútbol español"La RFEF muestra su preocupación por una competición cada vez más desigual •


La Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol que se celebró ayer en Las Rozas no adoptó resoluciones relevantes, sin embargo, casi cuando los directivos ya estaban recogiendo sus cosas, Ángel María Villar, presidente de la RFEF, se salió del orden del día establecido para afrontar un tema que está en la calle. “Señores, tenemos que replantearnos qué estamos haciendo con el fútbol español”.

El pasado mes de julio, Villar explicaba a MARCA su preocupación: “La grandeza de una competición la hacen los grandes jugadores, pero también tener una Liga igualada. Lo primero lo tenemos, los segundo está cada día más lejos”. Villar quiso exponer a la Junta la profunda alarma que hay en la Federación por un modelo tan bipolar y en el que las diferencias entre Madrid y Barça aumentan en vez de acortarse.

El presidente de la Federación explicó que algo hay que hacer ante un modelo en el que los problemas se acumulan en las últimas semanas. La huelga, la marea de horarios y la lucha entre la LFP y las radios han generado una situación en la que se está hablando más de problemas relacionados con el fútbol de lo que pasa en el césped.


ALGUIÉN DUDA QUE ESTA BATALLA ESTÁ GANADA????? Es cuestión de tiempo

martes, 30 de agosto de 2011

Palabra de Del Nido: ESTA LIGA ES UNA PORQUERÍA

Que asumimos en este blog desde la prima frase hasta la última: ESTA LIGA ES UNA PORQUERÍA.



Aquí tienes integra sus declaraciones al prestigioso programa radiofónico: Radio Gaceta de los deportes. Por cierto no las busques en la web del diario MARCA. No están publicadas. Es evidente que no les gusta esta marejada que ha iniciado el Sevilla y siete equipos más de la Priemra División, y que puede convertirse en tormenta si la UEFA toma cartas en el asunto a través de la inicioativa que está a punto de tomar y que se llama "Far play económico". Ni más ni menos que poner freno a la endiablada carrera de despilfarro que los dos clubes de España sin control econoómico ni societario, ha emprendido en el último quinqenio.



Ojo avizor, que como la liga ya se la han merendado entre ellos, apuntan que Madrid y Barca deberían dar el paso pora crear una liga europea entre los grandes del continente.


José María del Nido, presidente del Sevilla, se ha mostrado contrario al canon que la Liga de Fútbol Profesional ha impuesto a las emisoras, y en declaraciones a RNE ha afirmado que la liga española de fútbol "no es la mayor porquería de europa, sino del mundo".En declaraciones al programa Radiogaceta de los Deportes de Radio Nacional de España, Del Nido ha señalado: "Pero, por Dios, ¿hay algún aficionado que no diga que la liga está prostituida, adulterada, corrompida?. Los ingresos por radio son una migaja que hace que los grandes sean más grandes y los demás más pequeños"."Nuestra liga no es la mayor porquería de Europa, sino del mundo. Es una liga tercermundista en la que dos clubes sustraen el dinero de la televisión de los demás que competimos", ha agregado el presidente del Sevilla.

"Me gustaría saber el número de telespectadores que quedaban en el Zaragoza-Real madrid en el minuto 30 de la segunda parte. Y eso deberían verlo los patrocinadores. Coca-Cola no debería pagar por un partido en el que el resultado esté amañado", ha afirmado, según una nota facilitada a EFE por RNE."Estamos desprestigiando la Liga española. La realidad es que para seguir engordando la diferencia entre los grandes y el resto han decidido una mala medida: cobrar a las radios. Se podría sentar con las radios para analizar la situación, pero no se puede tomar la medida a las bravas", ha añadido.Del Nido cree además que "para los clubes la cantidad que se pide a las radios es insignificante. Por eso esto es vergonzoso. La radio forma parte del espectáculo. La persona mayor o el niño que escucha el partido en la radio también forma parte de esto. El fútbol tiene que vivir con la radio".

Los periodistas de las emisoras de radio, tanto los locales como los desplazados para transmitir el Sevilla-Málaga del domingo por la noche, de la segunda jornada de la Liga en Primera, no tuvieron problemas para acceder como acreditados al Ramón Sánchez Pizjuán y cubrir la información de este encuentro.El Sevilla FC acreditó con normalidad a todos los periodistas de radio que solicitaron el pase para la cobertura informativa del partido, quienes pudieron transmitir en directo el choque y posteriormente acceder para trabajar en la sala de prensa y zona mixta




lunes, 29 de agosto de 2011

Prueba superada

No era una final, pero si un partido que había, no sólo que ganar, sino además, tenía que servir para despejar esas incipientes dudas que la desoladora eliminación de la UEFA había sembrado en la afición.

Se ganó, se jugó bien y el entrenador acertó de pleno juntando más el equipo, equilibrando mejor las líneas y no dando ninguna opción al equipo rival de entrar en el partido. Resultado muy corto para lo visto en el césped y tres puntos que sirven para calmar los ánimos, pero también para que el cuerpo técnico y la dirección deportiva apuntalen algunas carencias en la plantilla. A nuestro equipo no le vendría mal, (Es mi punto de vista), reforzar la defensa con un central zurdo que libere a Escudé de jugar siempre, y también potenciar la delantera con un jugador que supla las veces en las que Kanouté o Negredo, no estén en condiciones de saltar al campo.

Hablando de Negredo. Creo que es justo reconocer sus méritos, su esfuerzo en cada partido, y sobre todo, sobre todo, su implicación con el grupo. Él es el primero que sabe que es un futbolista distinto al gran Luis Fabiano, pero quienes no hace mucho lo calificaban de “paquete”, deberán reflexionar sobre ello. Desde que se siente valorado, Negredo está volviendo a ser aquel futbolista que se salió en el Almería, y su paso por la selección, le ayudará a crecer aún más.

No quiero terminar este post sin referirme a la primera impresión que saco de esta liga empobrecida y descapitalizada futbolísticamente que acaba de empezar. Al margen de la paliza merengue al Zaragoza, algo natural teniendo en cuenta que se enfrentaban un equipo multimillonario y otro en ley concursal, la sensación que me ha dejado esta primera jornada es la de una liga desnaturalizada, inferior, endeble y raquítica. Se han ido grandes figuras a la Premier inglesa, (Egea, Agüero, Mata, Silva), la mayoría de los equipos han tenido que vender sus mejores futbolistas para sobrevivir (Cazorla, Osvaldo, Mata) y el nivel medio de la mayoría de los equipos dejan mucho que desear.

El futbol en España languidece y ver en la TV la mayoría de los partidos aburre, salvo que uno sea forofo de algunos de los contendientes. La disparidad horaria de los partidos en el fin de semana, deja las gradas semivacías, y muy pronto, el futbol dejará de interesarle a la mayoría. Cuando llegue ese momento, y no está muy lejos, las televisiones cerrarán el grifo y se acabó el invento. Todavía están a tiempo de arreglarlo.

viernes, 26 de agosto de 2011

Otra maldita previa, nos deja fuera de Europa

La dolorosa y prematura eliminación de la UEFA League, ha generado en el seno del sevillismo una desilusión tremenda. Abandonar a las primeras de cambio la competición europea es algo a lo que nos estábamos acostumbrados en los últimos años, y este varapalo deportivo, económico e institucional, se ha producido, además, en el año de la ilusión, del nuevo ciclo, del nuevo entrenador y de tantas otras cosas.

Cierto es que nos ha eliminado un equipo con un potencial similar al nuestro – ahí el bombo nos jugó una mala pasada- , pero también lo es, que no hemos demostrado ante el Hannover ser mejores en el cómputo global de la eliminatoria. Y lo que es peor: hemos transmitido las mismas sensaciones negativas de la temporada pasada en determinados aspectos del juego: debilidad defensiva acompañada de despistes monumentales, escaso control del juego y poca posesión de balón.

Quizás lo peor de esta frustrante eliminatoria no sea la eliminación en sí, por muy dolorosa que haya sido, sino el constatar que siguen sin resolverse los principales problemas que el equipo tenía el año pasado a la hora de defender. Y que presumo no se resolverán porque tenemos los mismos mimbres del año pasado, salvo Spahic, lesionado y ausente ayer, y Coke, un chaval que mejora lo que había en el lateral derecho, pero que notó en demasía la diferencia entre jugar en 2ª División y competición europea.

No ví el partido de ida en Hannover, pero me cuentan mis amigos que el Sevilla ofreció un pésima imagen, y no se referían solo por la esperpéntica camiseta amarilla que vestimos. Ayer no la mejoró. Tampoco Marcelino anduvo fino. Quizás le pase como al lateral procedente del Rayo Vallecano: no tiene experiencia en Europa y no es lo mismo entrenar en Santander que hacerlo en el banquillo de Nervión. No ha manejado bien la eliminatoria y tanto la decisión de mantener a Alexis demasiado tiempo en el césped con una tarjeta amarilla, como el recurso de Fazio de delantero centro en el último cuarto de hora, no dieron resultado. Muchos nos acordamos de Rodri la otra noche, máxime cuando Negredo y Kanouté terminaron con molestias.

El palo ha sido de los que duelen, pero no nos queda otra que levantar la vista, alzar la cabeza y olvidar en esta temporada los “viajecitos por Europa”. El Domingo sólo vale ganar los tres puntos contra el Málaga en nuestro debut liguero en esta liga adulterada, conocida no hace mucho por la liga de las estrellas.

miércoles, 17 de agosto de 2011

De Granito, si está de acuerdo con la huelga de los futbolistas

Con independencia de que la huelga de futbolstas convocada por la AFE para las dos primeras jornadas de liga llegue a realizarse, (ojalá tengamos futbol esos días), y en contra de la opinión de nuestro querido Presidente, los que hacemos “De Granito” consideramos que hay razones suficientes para posicionarnos a favor de la huelga. Alguien tenía que poner pie en pared y decir ¡Basta ya! a este engendro de competición en la que todo se hace al dictado de los dos colosos mediáticos de nuestro futbol.

No es de recibo mentir como bellaco cuando el FC Barcelona anunciaba a primeros de Julio un tope en sus gastos de fichaje y un mes después se gasta el doble. Tampoco lo es que el Real Madrid rompa todos los años el mercado en busca del futbolista que venda camisetas, truncando si es preciso (Canales y Pedro León son dos buenos ejemplos) la carrera deportiva de algunos futbolistas. Y que ambos, Madrid y Barça, gozen de esa especie de “paraíso fiscal” que es el no estar sujeto, como la mayoría de los clubes que conforman la LFP, al régimen de SAD.

Nuestro futbol se desangra y va camino de convertirse, no sólo en la Liga Escocesa, que ya lo es, sino en algo parecido a lo que ocurrió en la década de los ochenta y los noventa en Argentina e Italia, donde los partidos carecían de interés y las gradas estaban semivacías. Aquí, tarde o temprano, ocurrirá eso.

Un paréntesis para hablar de los nuevos horarios en la Primera División que nos parece de Juzgado de guardia. Han anunciado que lo hacen para promocionar nuestra liga en el continente asiático, y resulta que ni el Real Madrid ni el FC Barcelona, los equipos que se llevan todo el pastel de las televisiones por su impacto mediático, jugarán a las 12 de la mañana, la franja horaria “prime time” en el continente asiático. De vergüenza. Con los nuevos horarios que impone la LFP, veremos muchos lunes y muchas mañanas de domingos, mas cemento que público, aunque a los impulsores de estas franjas horarias les de igual, ya que buscan el pinchazo del pago por visión, antes que el promocionar la asistencias física a los estadios.



Volvamos a lo de la huelga. La AFE la convoca, motivada razonadamente y con serios argumentos, porque hay cerca de 300 futbolistas profesionales de Primera y Segunda División que no cobran lo que tiene firmado en sus contratos. No confundan al personal. Esa es la razón principal y contra la que caben pocos argumentos, máxime si presumimos de algo que nos somos: La mejor liga del mundo.

El país campeón del mundo y de Europa, no puede tener a cerca de 20 equipos -la mitad de la Primera División entre ellos - en Ley Concursal, es decir: NO PUEDEN PAGAR SUS DEUDAS. Deudas con la Hacienda pública, con la Seguridad Social, con sus proveedores y por supuesto con sus futbolistas profesionales. La mitad de los clubes de la presunta LIGA DE LAS ESTRELLAS, andan resguardados a una Ley Concursal tibia y timorata, que no penaliza deportivamente los impagos, que no garantizan los salarios de los futbolistas ni respetan los contratos firmados. Sus deudas con los profesionales superan los 50 millones de euros, y la patronal del futbol, la LFP, mirando hacia otro lado.

Y es verdad que la convocatoria de huelga coincide con una situación cítica en la cúpula directiva de la patronal del fútbol, la LFP. La AFE sabe de la debilidad de La LFP y de sus tensiones internas. La LFP está rota. Su directiva ha plegado vela y solo obedecen órdenes desde la Masía y Concha Espina. La división interna en su seno es un lastre, y cuenta con un Presidente-Pelele sin crédito entre la mayoría de los clubes, que solo se mantiene en el puesto por el apoyo de sus dos amos. La guerra de los derechos televisivos propició una gran crisis interna que auspiciada por Sevilla, Villareal y Ahtletic Club entre otros, dejó muy tocada la credibilidad y la representatividad de su cúpula directiva. Hasta el punto que la huelga patronal que convocaron de manera desmesurada, y esa vez si precipitada, les llevó a una situación de absoluta falta de liderazgo.



La huelga la van a sufrir también los equipos que si cumplen con sus profesionales, entre ellos el Sevilla Fútbol Club, y los aficionados de toda España, auténticos paganos en esta cuestión, pero había que decir basta ya a una situación tercermundista, única en el mundo y solo comparable a competiciones de republicas bananeras. En todas las ligas serias del mundo, quien no paga desciende, y además no puede seguir fichando.

Afortunadamente, la reforma de la Ley Concursal, auspiciada por la AFE, está actualmente en trámite parlamentario en el Senado y probablemente sea aprobada en Septiembre por el Congreso de los Diputados. La principal modificación será que a partir de 30 de junio de 2012 todos los equipos acogidos a Ley Concursal que no paguen descenderán a Segunda B.

¿Solucionará eso el problema cuando en 2ª División el panorama es aún peor? ¿Se modificara o derogará la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas, un autentico bodrio que sólo ha servido para empobrecer a la mayoría de los clubes de futbol de España a costa del crecimiento desorbitado de los dos grandes? El tiempo lo dirá, pero mientras tanto, esta huelga de futbolistas, con una AFE unida y cohesionada en torno a sus objetivos, servirá para aviso de navegantes. El futbol español ha entrado en crisis y la política de fichajes millonarios, el despilfarro en la gestión de los clubes si que pase nada ha terminado. Al igual que ocurrió con la burbuja inmobiliaria, en el futbol español la búrbuja ya ha estallado.

domingo, 14 de agosto de 2011

Moraito, camina con el Duende

Sevilla, Jerez, Flamenco, Vinos, Toros, Compás, seis palabras que guardan celosa y eternamente aquello que se define como "Arte", se nos ha ido para siempre Moraito Chico, hemos perdido al ser humano, pero nos quedará su Compás, su Arte, su Toque, su Persona y su forma de entender la vida, para aquellos que tuvimos la inmensa suerte de conocerlo en las distancias cortas, esta pérdida repentina ha supuesto un mazazo tremendo.

Pérdida irreparable el que se ha llevado el mundo del Flamenco, el mundo del Arte de nuestra Andalucía, el mundo de todos los que amamos, comprendemos, entendemos, y respetamos esta forma de expresión cultural tantas veces denostada e incomprendida por tantos.

Moraito representaba por su persona, llana, sencilla (qué cosa más curiosa que los más grandes siempre suelen ser los más humildes), por su Compás y por su Arte, el guitarrista que todos querían ser, supo lograr lo más grande, tener un "toque" inconfundible e inimitable, muchos vendrán detrás, y esa será su gran aportación, lo más grande para un guitarrista, crear, ser creador de una forma de entender el instrumento, llevando el compás a su máxima expresión.

Paco es inalcanzable, Sanlúcar es mística pura, Gerardo Núñez es la progresión en todo su ser, Tomatito es genial, Vicente Amigo es un sueño, tantos y tan buenos tocaores, pero Moraíto, nuestro Morao, representando, llevando por bandera su dinastía de los Gitanos de Jerez, tocando de la forma que tocaba, transformando y trayendo a nuestro tiempo las innovaciones de su tío Manuel Morao, haciendo fantasía sobre lo que conocemos como el "Toque de Jerez", recogiendo el testigo de sus antepasados con Flamenquería, añejo, pero a la vez con modernidad, renovando el toque sin perder la esencia, conseguía que toda esa amalgama de colores nos llevase a ese cruce de caminos en el cual no tienes más remedio que escoger la dirección correcta, aquella que la señal indica "Flamenco".

Podríamos extender este post hasta el infinito con palabras de halagos hacia él y quedaría pequeño.

Nuestra Sevilla, hermanada con Jerez, hasta la Eternidad, porque Sevilla y Jerez son así de grandes, han quedado estos días huérfanas de Compás, nos encontramos de luto por la muerte de uno de los más grandes, el guitarrista con más Compás que hemos conocido los que amamos este Arte.

Desde De Granito queremos rendir nuestro pequeño y humilde homenaje a Manuel Moreno Junquera, "Moraito Chico".

Descanse en Paz.


lunes, 18 de julio de 2011

Juanito Arza, deja de correr la banda.

La muerte de Juan Arza ha teñido de luto a la familia sevillista. Con D. Juan Arza Íñigo, “Juanito Arza” para tres generaciones de sevillistas, se va algo más que un futbolista emblemático. Se nos ha ido un trozo de la historia del Sevilla Fútbol Club.

Porque Juanito Arza era el banderín de enganche de la escuela sevillana del futbol inaugurada por Kinké y Spencer en los albores de nuestro querido club; era la filigrana en pantalón corto y el abanderado de lo que ahora llaman “juego bonito”; fue el estandarte que lideró el Sevilla Campeón de Liga en la temporada 1945-1946; el espejo donde se miraban los que querían jugar al futbol a la sombra de la Giralda; la seña de identidad de un Sevilla grande que nuestros antepasados disfrutaron durante 16 temporadas en el “Viejo Nervión”

Si sus números son abrumadores: 16 años vistiendo con orgullo la nívea casaca sevillista; 414 partidos con el escudo del equipo más grande del Sur de Europa en su pecho; 182 goles para hacer cada vez más grande al club de sus amores; único Pichichi en nuestra centenaria y gloriosa historia, varias veces internacional, cuentan los que lo conocieron personalmente que D. Juan Arza Íñigo, fue, sin ser sevillano (vino al mundo en la localidad navarra de Estella en 1923), un hombre que amó a Sevilla profundamente.

Mis recuerdos me llevan a una mañana de Día de Reyes en Sevilla a principios de los años sesenta en el Ramón Sánchez Pizjuán. A nuestro estadio me llevaba mi padre a ver a Juanito Arza cuando ya retirado del fútbol, “El Niño de Oro” se calzaba las botas para disputar uno de aquellos partidos amistosos en beneficio de la Cabalgata de Reyes Magos. A mi padre se le caía la baba viéndole corretear con el balón, viendo como levantaba la cabeza en busca de Campanal, o de Diéguez como en los viejos tiempos. Esos son mis recuerdos de infancia en el Ramón Sánchez Pizjuán, y la única vez que ví a Juanito Arza vestido de futbolista.

Juanito Arza, fue el símbolo del sevillismo en la España de blanco y negro; el ídolo de una generación de sevillistas que vio ganar la Liga al equipo de nuestros amores. Fue nuestro entrenador cuando la época de vacas flacas llegó a Nervión. Fue la pasión encendida de nuestros padres, cuando saltaba al césped vestido de corto y blanco con la camiseta y el escudo del Sevilla Fútbol Club. Fue uno de los grandes del fútbol español y fue uno de los nuestros.

Juanito Arza, tenía las llaves de nuestra bombonera donde acudía cada mañana a corretear la banda. Esas mismas llaves le servirán a partir de ahora para abrir simbólicamente el Paraíso de nuestro tercer anillo. In memorian

sábado, 18 de junio de 2011

Renato, jugador de Leyenda

Charles Dickens dijo : "Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes."

Con esta frase quisiera dar sentido al post que hoy dedicamos a un jugador de leyenda.

Hace relativamente poco tiempo, un amigo nuestro nos comentó qué cómo era posible que De Granito no tuviese un post dedicado al jugador extranjero que más veces había vestido la elástica de nuestro Sevilla Fútbol Club, no supimos qué contestar, "falta de tiempo", "pocas ganas de escribir"...fueron algunas de las respuestas que dimos a este gran amigo nuestro.

Por nuestro amigo, por el jugador, por la pasión sevillista que nos une cada día, por nuestras conversaciones de fútbol, por las discusiones, por las vivencias, por todo a la vez, hago este post tal y como me lo pide el corazón, y no pretendo que sea el típico post de datos, números, goles, etc., sino más bien, un recuerdo a las sensaciones, a lo vivido, a la proyección transmitida hacia mi sentimiento sevillista por parte del jugador al que rendimos este pequeño homenaje.

Queda claro pues que lo que en este post se plasme, serán mis sensaciones personales y no las de los demás, aunque a continuación me permita el lujo de hablar en plural, ya que entiendo que mi pensamiento y mis sensaciones respecto al jugador que entra en nuestro blog en la etiqueta de "Jugadores de Leyenda", pudiera ser muy similar a lo pensado y sentido por muchos sevillistas, basándome por supuesto en conversaciones personales mantenidas a lo largo de estos años atrás.

Dice la "wikipedia" que Renato Dirnei Florencio es un jugador que nació el 15 de Mayo de 1979 en Santa Mercedes, Brasil, y que juega de centrocampista, dice también que empezó su carrera en el Guaraní en 1998, que a los dos años fichó por el Santos FC, y que en el año 2004 llega a Europa de la mano del Sevilla Fútbol Club, indicando a continuación los títulos que consigue con nuestro equipo y ahí termina la información que le dedica esta enciclopedia global, corta a mi entender.

Repetir aquí los títulos y números conseguidos por Renato con el Sevilla FC, no sólo es reiterar lo que todo el Sevillismo ya conoce, y en el fondo de mi corazón rojiblanco, creo que el nombre de Renato, va mucho más allá de Copas, Títulos, Finales, Goles, etc.

La wiki dice que llega a Europa de la mano del Sevilla Fútbol Club y la frase tiene su miga en todo su contexto, porque vaya que sí, vaya que llegó a Europa de nuestra mano, y no veas el ruido que hizo en Europa.

Renato fue ese jugador que llegó de la mano de Monchi, sin música, en silencio, ese jugador que poco a poco, sin quererlo, sin percibirlo en toda su esencia, cuando quisimos darnos cuenta, tras ver su labor, su persona, su forma de entender el fútbol, a toro pasado, con su marcha, entendimos que el Sevilla Campeón no hubiese sido posible sin su presencia.

Renato es de esos jugadores que cuando no salía de titular, habría un sector del público que lo reclamaría, que no entendería la no presencia en la alineación titular, pero al mismo tiempo quedaba claro, al menos es mi sensación, que cuando Renato saltaba al césped, bien de titular, bien en el transcurso del partido, dentro o fuera de Nervión, siempre que su figura hacía aparición, la afición respiraba tranquila.

No puedo explicar este punto anterior del todo, puesto que parte de una sensación mía muy personal, pero creo que es así, en el momento en el que Renato saltaba al césped, notábamos esa sensación de alivio de que sale un jugador de calidad, no todos los jugadores disfrutan de es vitola, y en este punto, es donde quiero hacer mi pequeño homenaje a este Jugador de Leyenda.

No puede haber gloria más grande para un futbolista que tener la condición de que, jugase o no jugase de titular, saliese en el minuto que saliese porque estaba en el banquillo, hiciese lo que hiciese, su afición respiraba tranquila cuando Renato jugaba.

Para mi es un perfecto síntoma de la Calidad, el público entendía a la perfección la calidad que Renato atesoraba en sus botas, y por ello, cuando no jugaba, era reclamado, y cuando jugaba, todos esperábamos su magia brasileña, aunque estuviese diluido por un mal partido del equipo, siempre era posible su aparición, siempre estaba ahí.

Recuerdo aquellas conversaciones con mi hermano en las que me decía que en su equipo, Renato siempre sería titular, y en el fondo de mis pensamientos me decía a mi mismo: "cierto, Renato debe ser titular hoy".

Mucha calidad, demasiada magia, llegaron entonces los Poulsen, Keyta, Romaric, Maresca, Zokora, Duscher, y aunque metamos en el saco a centrocampistas de corte defensivo y/o de toque, la sensación que nos queda, al menos a mi personalmente, es que cuando salía Renato al campo, siempre me entraba la ilusión, la esperanza, de que con él, todo iba a ser más diáfano en el juego.

Llegaste sin ruido, te hiciste un hueco en el equipo, entraste en los Corazones de la Afición de Nervión poco a poco porque tanta personalidad, tantas buenas vibraciones como las que emanan de tu persona, nuestra gente no la pasa por alto.

Viviste aquí sin decir nunca una palabra más alta que otra, ninguna salida de tono, ninguna declaración mal sonante hacia nadie, te marchaste con lágrimas en los ojos, no es posible pedir más, hay que decirlo, 2 Copas de la UEFA, 2 Copas del Rey, una Súper Copa de Europa, una Súper Copa de España, y aquél gol.

Aquél gol dedicado a Antonio Puerta en aquella Final contra el Milán en Mónaco, ése gol que el Sevillismo anhelaba celebrar en su Memoria en ese momento y en esas circunstancias, tenías que marcarlo tú, no podía ser otro.

Mi particular reflexión y homenaje hacia este jugador de leyenda parte del mismo lugar de la que parte la reflexión que Dickens, en el momento en el que Renato Dirnei saltaba al campo con la camiseta del Sevilla Fútbol Club, su simple presencia provocaba que todos y todas nos sintiésemos algo más grandes,.

Quiero quedarme con esta magnífica sensación en mi interior, siendo como eras, conseguías hacernos sentir a todos y a todas igual de grandes que tú.

Qué Grande Renato, emanas Grandeza, eres de Leyenda.

Gracias y hasta siempre.

Michelangelo

martes, 24 de mayo de 2011

Hasta siempre, Drago. Hasta siempre Comandante

Si siempre las lesiones son inoportunas, una de las más desafortunadas sin duda, fue la que tuvo a Dragutinovic en el dique seco durante su última temporada en nuestro club. Aquella rotura del tendón de Aquiles en víspera de jugarse el Mundial de Sudáfrica, privó a nuestro jugador de disputar lo que hubiera sido su única participación en un mundial, lo que sin duda hubiese supuesto un broche de oro a su carrera deportiva.

No sabíamos nada de este fornido jugador que Monchi trajo en 24 horas cuando se consumó la marcha de Sergio Ramos al Real Madrid en el verano de 2005. Ni nos imaginábamos algunos – yo el primero – lo que Dragutinovic iba a significar en la reciente y gloriosa historia del Sevilla Fútbol Club. Vino en la temporada de nuestro centenario y sus primeros partidos con nuestra gloriosa camiseta nos dejaban dudas, al menos a mí, de que tuviese el nivel suficiente para jugar en el Sevilla. Me equivoqué groseramente. Dragutinovic ha sido uno de los futbolistas más íntegros que he conocido vistiendo la camiseta blanca de nuestro equipo.

Pudo irse en la cresta de la ola cuando levantó seis títulos al cielo en busca de la mirada cómplice de su amigo y compañero, Antonio Puerta a quién tuvo la desdicha de ser el primero en atenderle allí junto a la portería de Gol Sur de aquél nefasto día contra el Getafe. Pero rechazó ofertas económicas muy tentadoras. Pudo quedarse aquí otra temporada más que le ha ofrecido el Sevilla en reconocimiento a su compromiso deportivo con nuestro club, por su profesionalidad y por su carisma dentro y fuera del vestuario. Pero Ivica Dragutinovic no quiere estorbar. Da un paso atrás y con 35 años a sus espaldas, busca terminar su carrera haciendo lo que le hace feliz: jugar al fútbol y resarcirse de un aciago año con muchas horas de machacona voluntad en los gimnasios para seguir jugando al fútbol.

Te echaremos de menos Drago. Tu nombre ya forma parte junto con otros futbolistas de leyenda, de las páginas más brillantes de la historia de este bendito equipo de futbol que tú, con tu esfuerzo, con tu integridad y profesionalidad, contribuiste a formar. No hay muchos casos de futbolistas que consigan el éxito en los últimos años de su carrera futbolística. Y mucho menos que levanten seis títulos con los 30 años cumplidos. En eso consiste tu grandeza, Comandante.

Probablemente, lo mejor que yo y muchos sevillistas puedan decirte en la hora de tu despedida, es reconocer públicamente, que esta temporada que acaba de terminar, te hemos echado muchísimo de menos. Gracias y hasta siempre Ivica Dragutinovic.

jueves, 12 de mayo de 2011

¿Hasta cuando, Sr Presidente...?


Es Imposible seguir callado. Me juramenté no poner un post más de futbol durante esta temporada y salvo un par de excepciones que no tenían nada que ver con el penoso transcurrir de la temporada, a mi tintero le salieron telarañas. Desde aquel post del día de Reyes, en el que suspiraba por llegar a los 43 puntos, ya estaba todo dicho por mi parte. Pero el caradura que tenemos en el banquillo –reconozco mi error cuando creí que era la solución a tanto desatino – y su indolente actitud mientras el equipo se hunde en el fango, hace imposible el estar callado.

Llevamos un par de derrotas consecutivas de las que dejan muecas en la piel sevillista. Porqué si lamentable fue la humillación ante el Real Madrid, - ¡qué manera de hacer sufrir a una afición extraordinaria ¡ - esperpéntica ha sido la de esta noche en Pamplona. Esperpéntica y muy dolorosa. No se puede maltratar de esa forma el escudo y la camiseta del Sevilla FC y no sé que espera el Presidente del Sevilla para poner fin a este ultraje. ¿Hasta cuándo, Presidente? Hasta cuando tenemos que soportar a este caradura en el banquillo. Por muy costoso que resultare rescindir su contrato y mandarlo a freír gárgaras, más caro sería el desprestigio deportivo de quedarse fuera de Europa. No se puede ofender de esa forma el nombre del club, ni herir de esa manera soez, el corazón de los sevillistas.

La temporada que va a terminar, ya veremos cómo, pero ojalá que con el club nuevamente en Europa, es para que todos los estamentos del club reflexionen. Desde los futbolistas hasta la dirección deportiva. Y por supuesto, también el Presidente. Cuando en muy poco tiempo hemos cambiado tres veces de entrenador, probablemente el problema no sea solo del banquillo. Algunos hablan de mala planificación, otros de errores, despilfarros y mediocridad en la mayoría de los últimos fichajes, algunas voces se levantan contra determinados jugadores acusándoles de que ya no tienen “hambre” y estar acomodados o pasados de rosca. Probablemente todos tengan algo de razón, pero hay algo que es evidente, tangible e incuestionable: Esta plantilla no es, ni de lejos, la plantilla de los siete títulos.

Esta plantilla lleva dos años demostrando que no tiene nivel para competir en Champions (dos equipos de medio pelo te pintan la cara y te eliminan) sino que además, está a años luz de volver a codearse no ya sólo con los dos buques insignias de nuestra liga, que eso ya pasó a la historia, sino de disputarle las plazas europeas a los equipos que nos igualan en presupuesto o que tienen los mismos objetivos: Jugar en Europa. Solo hay que ver la pérdida de competitividad y de calidad que hay en el equipo. Cada vez con más claridad, estamos volviendo a ver el Sevilla de casi siempre, ese equipo de mitad de la tabla que nos hacía pasar temporadas enteras insufribles, algunas de ellas calamitosas con descensos incluidos.

¿Qué fue de ese Sevilla FC campeón? ¿Dónde está ese equipo que maravillaba a España y a Europa no hace mucho tiempo? ¿Volverá, o se fue para siempre?

El Presidente y su Consejo de administración tendrán que responder a esa pregunta que nos hacemos muchos sevillistas. Mientras tanto, y ahora que todavía hay tiempo, echen a patadas a ese inepto caradura que mancha con su culo el banquillo de nuestra bombonera.

jueves, 5 de mayo de 2011

Es jueves de feria Papá, y tú no lo sabes, pero yo te lo cuento.

Hace hoy ocho años que tu carnet de socio con el número 280 lo llevo conmigo en mi cartera y desde entonces las cosas han cambiado mucho en nuestro Sevilla. Todo empezó un jueves de feria como hoy de hace cinco años.

Estabamos por aquél entonces los sevillistas celebrando espectacularmente nuestro primer centenario. ¡Ni te imaginas como estaban los balcones de toda Sevilla!, engalanados la mayoría con nuestra bandera carmesí. Las veias por todos lados. por todos los barrios. también en el mercado de la Feria, junto a tu kiosqo.

Tú ya estabas entre las estrellas que embellecen el voladizo del tercer anillo y no viste aquél golazo de Antonio Puerta con el que empezó todo. Yo estaba en Londres y tampoco pude verlo.

No sé qué coño hacía yo en Londres ese día, pero lo lamentaré toda mi vida por muchos títulos que ganemos. Pero estaba Eduardo en mi asiento de la fila 16 de Gol Sur y con mi bufanda. Y no podíamos perder. Además ese día Pepito trabajaba y eso era una buena señal. Jejeje, ya sabes el gafe que siempre fue.

Y no perdimos. Y desde entonces hemos visto a nuestro equipo en lo más alto del Olimpo deportivo. Después de siete títulos, tres de ellos europeos, ya sé lo que tu sentirías el día que ganamos la Liga en Barcelona, o las tres Copas de España que vistes en directo como se las ganabamos al Celta, al Ferrol y al Sabadell. Porque ese mismo orgullos pudimos sentir aquí abajo en estos años cuando hemos paseado, con sevillismo y señorío, la bandera del Sevilla Futbol Club, por los estadios de toda Europa, desde Rusia a Portugal, desde Inglaterra a Italia, en Alemania y en Grecia, en Glasgow y en Londres, en Barcelona y en Madrid. Y después de los títulos deportivos, lo más grande: Fuimos durante dos años consecutivos declarados el MEJOR EQUIPO DEL MUNDO. Una pasada papá. Algo que tuvimos la dicha de disfrutar.

¡Que te echamos de menos, papá! Hoy mamá estaba triste, como todos los días desde hace ocho años, pero especialmente los días 5 de Mayo. Pero no te preocupes, nunca está sola, y todavía sigue los domingos, con sus 91 años cumplidos, preguntando si hoy juega el Sevilla. Como cuando te preparaba el bocadillo a las dos de la tarde de un domingo cualquiera, en las horas previas a un partido de fútbol en Nervión.

Hoy es jueves de feria, papá, y da la casualidad que el sábado visita Nervión el Real Madrid. Alejandro, tu primer nieto, es madridista. Y en el fondo también sevillista, como su padre y su abuelo. Eduardo le ha contado el respeto y el cariño que tu le tenías a ese gran club. Puedes estar orgulloso de él. Es un gran chaval y junto con Jesús, tu segundo nieto y también sevillista, perpetuarán tu apellido y el nuestro al menos una generación más. Laura. tu primera nieta, también es sevillista. y Lidia ¿te acuerdas de Lidia?. ella tan guapa y zalamera como su hermana. también te echan de menos.

Sabes que siempre fui de lágrima fácil y ahora empiezan las gafas a empañarse, así que voy a despedirme en este jueves de feria en el que hace ocho años que te fuiste. Ya te escribiré otro día. Un beso muy grande de tus tres hijos sevillistas que te recuerdan todos los días. Pero hoy, que es jueves de Feria y 5 de Mayo, más todavia.

sábado, 12 de marzo de 2011

Gracias Luisfa

Se nos marcha Luis Fabiano tras dejarnos,en los casi seis años que ha estado con nosotros, seis títulos en las vitrinas del Ramón Sánchez Pizjuán, 106 goles en la retina, (aquél gol en Eindhoven forma parte de la pelicula de nuestras vidas) y un montón de historias hermosas que contarles a nuestros nietos cuando las canas empiecen a revolotear sobre nuestras cabezas. Se marcha uno de los más grandes futbolistas que ha tenido el Sevilla Fútbol Club a lo largo y ancho de su dilatada, fecunda y gloriosa historia futbolística. Se marcha un delantero de leyenda, un jugador extraordinario y uno de los que han contribuido con su fútbol, a engrandecer, todavía más, al equipo más grande del Sur de Europa.

Luis Fabiano deja escrita con tinta imborrable, una de las páginas más brillantes de nuestra institución deportiva y forma parte ya, por derecho propio, de esa pléyade de grandes futbolistas que serán recordados, generación tras generación por el sevillismo. Incomprendido a veces, distraído en otras, confundido más de una vez, Luis Fabiano no es de esos futbolistas que enamoran con su sola presencia. Para triunfar en Nervión ha tenido que vencer hostilidades, soportar alguna que otra humillación, (Jiménez lo dejó en el banquillo siendo Pichichi), y nadar contra la corriente mayoritaria en el sevillismo que una temporada si, y la otra también, pedía a voces su traspaso.

Luis Fabiano será mucho más recordado, y sin duda más valorado, cuando el tiempo ponga sordina a sus éxitos, que han sido, sin duda alguna, los del Sevilla. Pasaran muchos años, muchas temporadas y muchas plantillas para que volvamos a tener en nuestras filas un delantero tan genial como O’ Fabuloso; para que presumamos de haber tenido al “9” de la canarinha vistiendo nuestra camiseta, para encontrar un futbolista que haya contribuido tanto al éxito de nuestro equipo. Luís Fabiano se va, una muestra más del ocaso de un ciclo, y su nombre se convertirá en leyenda viva del sevillismo por muchos años. Será recordado como parte fundamental de ese equipo de leyenda que nos dio tanta gloria, y sembró tanta alegría entre los sevillistas, que como nosotros, hemos formado parte activa de la época más grande del Sevilla Fútbol Club.

Grande entre los grandes, O' Fabuloso ya es historia, y empezaremos a echarle de menos muy pronto. Su precioso gol frente al Oporto, el equipo de donde vino, fue irónicamente el último con la camiseta sevillista. Allí en el Estadio de O Dragao, le dimos, Michalengelo y yo, el último aplauso como jugador sevillista, ése aplauso que no nos han permitido darle en su despedida.
Suerte Luisfa y hasta siempre.

martes, 22 de febrero de 2011

Destino Oporto

"De Granito se marcha a Oporto y brindará con un buen vino de la tierra una vez que nuestro equipo haya conseguido el pase a Octavos de la Copa que nos cambió la vida, alzaremos juntos las copas cantando con todas nuestras fuerzas:

¡¡¡ A la Salud....a la Salud....de mi Sevilla Futbol Club ¡¡¡

Ninguna sombra lo tapa,
nadie puede, nadie pudo,
desteñir este menudo símbolo de mi pasión,
morirá mi corazón, pero quedará tu escudo
(Antonio García Barbeito)

jueves, 3 de febrero de 2011

No digas que fue un robo.

Desde que se consumó nuestra eliminación de la Copa –no digas que fue un robo- llevo dándole vueltas a la conveniencia de publicar este post. Cien veces lo he empezado y cien veces lo he tirado a la papelera. Pero a pesar de la desgana, el asco, la indignación, la impotencia, y la humillación que siento, y conmigo todo el que siente en blanquirrojo, no puedo permitir callarme. No con mi silencio.

Este zarpazo que a la luz del día, con premeditación y alevosía, nos han dado Undiano Mallenco en la ida y Teixeira Vitienes en la vuelta, ha sido la “madre de todas las derrotas –no digas que fue un robo – y conste aquí como premisa, que nuestro equipo nunca estuvo - porque tampoco lo dejaron -en disposición de pasar la eliminatoria de Copa. Un mal partido y un peor resultado en nuestro estadio dejó ya las cosas muy difíciles. Luego en Chamartín pasó lo que estaba escrito en el guión desde que en la FEF diseñaron ese maquiavélico y teledirigido sistema de emparejamientos, que casualmente, - cosas del sorteo -, evitaba el cruce entre Madrid y Barcelona hasta la mismísima final. No voy a seguir insistiendo en algo que todos vimos, y que lamentablemente, todos preveiamos.

Me interesa más mirar al frente y por encima de cualquier cosa, defender el honor, la casta y el orgullo de mis futbolistas, de mi equipo, de mi bandera y de mi escudo. Los de rojo son los nuestros, decía el admirado Bilardo, un tipo que olió como nadie el tufo que dejaba a su paso la mafia del futbol en España y el poder que tenía, y tiene, de adulterar, sin vergüenza ninguna, la competición deportiva. Por eso, siempre, pero ahora más que nunca, cuando nos creen derrotados, hay que estar con esta plantilla y con este querido club de nuestras entretelas, que viene sufriendo en el último mes, atraco tras atraco, por los rateros de turno.

Ir de víctima no es mi estilo; Tampoco el del Presidente del Sevilla. Lloriquear y poner excusas tampoco. Pero resulta muy desalentador competir en estas condiciones y urge cambiar las cosas. Este es el sentido de este post. Usar los medios que tengo para asumir que somos un grano en el culo para determinados intereses, y que por serlo, no estamos dispuestos a poner la otra mejilla. Hay que combatir ese imperio que no nos deja respirar, que amaña sin pudor el resultado de la competición, que tuerce sin sonrojo el destino de los que tienen el valor de enfrentarse al poder omnímodo de la dictadura arbitral, un instrumento de castigo al servicio de quienes les pagan.

Usemos nuestras armas, combatamos esa jerarquía que se sienta a la diestra de los poderosos. Pintemosnos nuestros rostros con tinta carmesí para que nos vean venir y tiemblen, como tembló la grada del Bernabeú de pánico, segundos antes de que otro juez de línea, uno más, cometiera la tropelia de alunar el gol a Negredo.
Ganaremos esta batalla y nuestro premio será lavarnos las heridas con las lágrimas del enemigo derrotado. No nos verán correr. Ni daremos un paso atrás. Han cruzado la raya de lo tolerable y no se lo podemos permitir. No nos pisotearan con mi silencio. No hay vuelta atrás en esta guerra. Deportiva por supuesto, pero guerra al fin y al cabo, contra la injusticia, contra quienes osan mancillar nuestro glorioso escudo, contra los chiripitiflauticos voceros corrompidos con el maná blanco. No hemos cumplido cien años para permitir que nos pisoteen. Ni hemos llegado hasta aquí para agachar la cabeza. El futbol siempre te da la revancha, y cuando eso ocurra, aquí estaremos, a la vista, los corazones sevillistas. Aquí estoy, aquí sigo, con la pasión rojiblanca como testigo.

viernes, 28 de enero de 2011

No vale despistarse

Entre la escandalosa ctuación del trío arbitral en el partido contra el Madrid y los rios de tinta que han corrido con motivo del mangazo de Fermin, el del banderín, y la confirmación de los dos fichajes del Sevilla en el mercado de invierno para reforzar la plantilla, poco o nada, se habla del partido que mañana juega el equipo más grande del Sur de Europa, el Sevilla Fútbol Club en Riazor frente al Real Club Deportivo de la Coruña, el "Depor" para los más allegados.

Y resulta que el partido se las trae. Para el Depor, y por supuesto para nuestro querido club. Ni Lotina ni Manzano están en condiciones de regalar el partido. Unos, el Depor, porque tiene muy cerca el aliento del lobo de la Segunda División, y otro, nuestro Sevilla FC, porque no tiene margen de error para evitar quedarse descolgado de la lucha por los puestos que dan derecho a jugar el año próximo en Europa.

Será un partido a cara de perro, sin desmayo. A nadie le vale el empate; a ninguno de los dos les vale todo lo que no sea sacar los tres puntos en juego. Y por si fuera poco el riesgo, Manzano no puede contar para este trascendental partido con una parte importante de la columna vertebral del equipo: Sergio Sánchez en defensa, Romaric en el medio campo, Navas en la banda derecha y Kanouté arriba. Cuatro piezas fundamentales en nuestro equipo y que mermarán, no lo duden, el potencial de un equipo al que las lesiones no fortuitas provocadas por el juego violento del Real Madrid - con la permisividad de Undiano Mallenco- , lastraran su rendimiento.

Cuando uno juega contra el Madrid, y más si es una semifinal de la Copa de España, siempre se deja plumas en el camino. Y nosotros nos la hemos dejado. Ni Romaric, ni Sergio Sánchez pueden jugar en Riazor. Pero no vale perder el tiempo lamiéndonos las heridas. De Coruña tenemos que volver con tres puntos más en el zurrón. Todo lo que no sea eso es hacer la segunda vuelta mucho más empinada de lo que ya es.

jueves, 27 de enero de 2011

Anatomía de un atraco

Minuto cinco. Codazo de Xavi Alonso en el rostro de Romaric. Undiano Mallenco, al lado de la jugada, mira para otro lado y le perdona la expulsión al jugador madridista.

Minuto 8. Lass le rompe el tobillo a Sergio Sánchez que minutos después tuvo que ser sustituido. Undiano Mallenco, que ve la entrada violenta, no se atreve a expulsarlo.

Minuto 10. Nuevamente Lass, realiza una entrada por detrás derribando a Navas. Undiano Mallenco deja seguir la jugada y no expulsa a Lass.

Minuto 24. Arbeloa le da un codazo en la cara a Jesús Navas en las narices de Fermín. Undiano Mallenco pita la falta y le perdona la tarjeta amarilla al lateral del Madrid.

Minuto 29. Arbeloa corta una jugada de pase voluntariamente con la mano y el arbitro, que señala la falta, le vuelve a perdonar la expulsión al jugador del Madrid.

Minuto 31. Arbeloa ve la tarjeta amarilla por una patada a Romaric. Era la segunda y Romaric queda lesionado y tuvo que ser sustituido a comienzos del segundo tiempo.

Iba media hora de partido, y ya nos habían lesionado a dos futbolistas, condicionando enormemente el desarrollo del juego y el Madrid tenía que estar jugando con 8 futbolistas.

Pero lo peor estaba por llegar.

Minuto 46. Descuento del primer tiempo. Luis Fabiano, en posición reglamentaria, regatea a Iker Casillas, remata a portería y Albiol saca el balón una vez que este traspasa completamente la línea de gol. El juez de línea no da el gol por válido.

Consumado el atraco a mano armada. Así gana el Madrid. Este es el nivel del arbitraje en España. Este es el tercer gol que nos anula Undiano Mallenco y sus jueces de líneas en apenas un mes. Dos en Villareal y el de esta noche en Sevilla.

Nos vemos en el Bernabeú porque todavía no hemos dicho nuestra última palabra.

martes, 25 de enero de 2011

Nos hierve la sangre roja

A solo 24 horas de que nuestra bombonera vea de nuevo al Campeón de España defendiendo el título (el mismo que el Real Madrid y sus millones llevan 18 años sin catar), la adrenalina nos reboza por los poros y la sangre roja de Nervión empieza a hervir con inusitada fuerza en esa olla a presión que será mañana el Ramón Sánchez Pizjuán.

Empezamos ganado el partido uno a cero por la magnifica campaña del departamento de Márketing con el espectacular video de “las pinturas de guerra”. Objetivo conseguido con creces, es decir: afición y equipo supermotivados y amojonamiento total del rival y sus adláteres. Respetamos profundamente a Jose Mouriño. Nos parece un entrenador de categoría. De los que nostros queremos para nuestro equipo. Fiel a su estilo, yendo de frente, defendiendo con ardor lo suyo y a los suyos, pero tenemos la sensación de que está en el equipo equivocado. No acostumbran por la capital de España a que les digan las verdades a la cara y Mouriño ha demostrado que no parte peras con nadie. Y menos que con nadie, con el bilardista (menotista, perdón) Valdano. El mismo que no tiene reparos en defender su puesto aun a costa de echar a Pelegríni y su fútbol de guante, por la pana de un técnico que por encima de cualquier contingencia, busca siempre el resultado.

Pase lo que pase mañana, ya no nos quita nadie el canguelo que se respira por la Castellana. El domingo contra el Mallorca y jugandose la liga, Mouriño reservó a sus futbolistas más importantes en el medio campo; ahora hemos conocido que se trae a Sevilla a toda su plantilla disponible. Sabe el portugués con quien se juega los cuartos y sobre todo hace una cosa que a los sevillistas nos llena de orgullo: nos respeta. Sabe que sabemos competir y que se la podemos liar, y al contrario que los voceros mediáticos de Concha Espina, que solo están para intentar ridiculizar y menospreciar a nuestro equipo y a nuestro presidente, no tiene nada claro que el todopoderoso Real Madrid, esté en la final de la Copa de España.


Han tenido mala suerte, no contaban con el Sevilla.
¡A por ellos, eooo, a por ellos, eooo!

lunes, 24 de enero de 2011

Muere Agustín Rodríguez, un sevillista de granito

Ha muerto Agustín Rodriguez, un sevillista de granito, un sevillista tan gande como el escudo, tan importante en la historia del club más grande de Andalucía, como el más importante de los sevillistas. La noticia, por inesperada, nos ha dejado el corazón helado, el ánimo por los suelos y las entretelas del alma tocadas en lo más intimo.

Hacía apenas un mes que Agustín nos entrevistó en la radio oficial del club. Fuimos allí los que hacemos este blog a disfrutar de una tarde de sevillismo, a difundir por nuestra radio, la misma que él ayudó a construir, el sevillismo a los cuatro puntos cardinales. Enumerar aquí los servicios que Agustín ha brindado a la mayor gloria del sevillismo sería escribir la historia misma del Sevilla, esa que él y su afán por preservar la memoria historica del futbol en nuestra ciudad, entrelazaba desde su eficaz labor de investigación.

Guardián de la memoria sevillista y aventurero audaz, Agustín extendió en el mundo cibernético esa Red Blanca y Roja que desde su cargo en la Asociación de Sevillistas en la Red "Pepe Brand" contribuyó a su crecimiento y a su expansión. Agustín Rodriguez estará siempre en nuestra memoria. La misma memoria que el velará desde el tercer anillo del Ramón Sánchez Pizjuan, su casa y su vida, para que nadie manche, ni desvirtue, la honrosa, gloriosa y centenaria historia del Sevilla Fútbol Club. Hasta siempre, querido Agustín y desde este modesto blog, nuestro más sincero pésame a sus familia.